Harper's Bazaar
Buscador

10 Mujeres de Hollywood comparten sus duras historias de sexismo en el trabajo

Emma Stone, Elisabeth Moss y Mila Kunis están hablando por el cambio.

NAOMI GORDON
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Emma Stone. Foto: Getty Images.

Emma Stone. Foto: Getty Images.

El sexismo en Hollywood es un problema de lo más cotidiano y, durante años, las mujeres han tenido que sufrirlo en silencio. Pero a medida que más y más estrellas maltratadas hacen públicas sus experiencias personales de discriminación de género, las actitudes inadecuadas e inaceptables cambiarán y se dará un paso más hacia la igualdad.

 1. Lena Heady: "Los hombres llevan estas cintas a casa y dicen," ¿Quién te f ***? "

Lena Heady. Foto: Getty Images.

La actriz de Juego de Tronos, Lena Headey, admitió recientemente que tiene que insistir constantemente en lo que dice durante los rodajes llenos de hombres para ser escuchada. Sus homólogos masculinos, sin embargo, sólo tienen que decir algo una vez y todo el mundo lo escucha.

También recordó una audición horripilante durante la cual un director de casting le dijo (a través de The Edit): "Los hombres llevan estas cintas a casa y las observan y dicen: '¿Quién te f****?'"

2. Thandie Newton: "Un director tenía una cámara fotografiando mi falda"

Thandie Newton. Foto: Getty Images.

La estrella de Westworld Thandie Newton compartió su angustiosa experiencia de explotación sexual con un director poco conocido durante una audición cuando era más joven.

"Un director, tras llamarme la atención, colocó una cámara que fotografiaba mi falda y me pidió que me tocase el pecho y pensase en el personaje que me hacía el amor en la escena", recordó la actriz a la revista W. "Pensé, 'OK, esto es un poco extraño', pero había una directora de reparto femenina en la habitación y había hecho cosas raras antes, así que lo hice". Años más tarde, fue contactada por un productor borracho en el Festival de Cine de Cannes, quien le informó que el director había estado compartiendo el video con sus amigos.

"¡Oh, Thandie, te he visto hace poco!", y tras ponerse a caminar sorprendido por lo que acababa de decir, continuó: "resulta que el director estaba mostrando la cinta de audición a sus amigos después de jugar al poker en su casa y todos salieron con él".

3. Alison Brie: "¡Tuve que hacer una prueba de tres líneas en bikini!"

Alison Brie. Foto: Getty Images.

La estrella de Mad Men, Alison Brie, estaba promocionando la comedia de lucha de los años 80 de Netflix, Glow, cuando lamentó la falta de progreso para las mujeres en Hollywood en esa época.

Recordando una audición alarmante para la serie de HBO Entourage, le dijo a EW: "Al principio de mi carrera, hice una prueba de tres líneas en un episodio de Entourage a la que tuve que ir en un bikini.

"O, con los pantalones cortos, pero los pantalones cortos más pequeños. Y luego era como "vale, ¿puedes quitarte la camiseta ahora?'"

La actriz más tarde aclaró en Twitter que no se le había pedido que fuera en topless porque llevaba el bikini debajo, pero todavía sigue resultando desagradable. 

4. Elisabeth Moss: "He tenido un tono de televisión rechazado por ser demasiado femenina"

Elisabeth Moss. Foto: Getty Images.

En El cuento de la criada, Elisabeth Moss fue rechazada en un principio por ser "demasiado femenina". Una serie dirigida por mujeres y en la que no fue aceptada por los productores porque no había suficientes hombres en ella.

"He experimentado el sexismo en mi trabajo durante el lanzamiento de algo que era dirigido por mujeres", dijo la estrella de El lago del despropósito a Digital Spy. "Me han dicho que todo era demasiado femenino.

"Todo era demasiado femenino: una protagonista femenina, dirigido por una mujer... Todo era demasiado femenino. Me quedé impactada. Ocurrió en el último par de años, y es escandaloso. Casi ilegal".

5. Mila Kunis: "Nunca volverás a trabajar en esta ciudad"

Mila Kunis. Foto: Getty Images.

Mila Kunis compartió su propia experiencia sobre cómo hizo frente a un productor porque no quería posar semidesnuda en un rodaje para promocionar su película. Cuando le dijeron que su carrera terminaría si no hacía lo que él quería, esto le llevó a escribir un ensayo apasionado contra el sesgo de género para A Plus, al tiempo que alentaba a otros a usar sus plataformas preferidas para enfrentarlo.

Ya no volverás a trabajar en esta ciudad. Un cliché, seguramente, pero también la amenaza del productor amenazó cuando me negué a posar semidesnuda en la portada de una revista masculina para promocionar nuestra película. Yo ya no estaba dispuesta a someterme ingenuamente a un compromiso ingenuo que, de joven, quizás habría aceptado. ¿Nunca volveré a trabajar en esta ciudad?

"Me quedé pálida, me sentí como un objeto y, por primera vez en mi carrera, dije 'no'. La película ganó mucho dinero y trabajé en esta ciudad una y otra vez. Y de lo que este productor nunca se dará cuenta es de que dijo en voz alta el miedo que cada mujer siente cuando se enfrenta a prejuicios de género en el lugar de trabajo".

"A lo largo de mi carrera, ha habido momentos en que me han insultado, marginado, pagado menos, creativamente ignorado y disminuido en función de mi género. Y siempre traté de dar a la gente el beneficio de la duda. Tal vez sabían más, tal vez tuvieran más experiencia, tal vez había algo que me faltaba. Me enseñé que para tener éxito como mujer en esta industria tenía que cumplir con las reglas del club de los chicos. Pero cuanto más mayor soy y más tiempo llevo trabajando en ello, más me doy cuenta de que es una mierda. Y, peor aún, que era cómplice en permitir que eso siguiese sucediendo.

"Si esto me está sucediendo, está ocurriendo, incluso de forma más agresiva, al resto de las mujeres." Me siento afortunada de haber llegado a un lugar en el que pueda mantenerme firme, sin temer cómo voy a poner la comida en mi mesa. También tengo la suerte de tener una plataforma para hablar sobre esta experiencia con la esperanza poner mi grano de arena y que las mujeres se sientan un poco menos solas en su trabajo y más capaces de retroceder por sí mismas".

6. Zoe Kazan: "Hay mucho acoso sexual en el set"

Zoe Kazan. Foto: Getty Images.

Zoe Kazan, estrella de Ruby Sparks, admitió recientemente que el acoso sexual en los sets es enorme. "Hay tanto acoso sexual en el set", contó a The Guardian. "Y no hay departamento de recursos humanos, ¿verdad?, no tenemos una compensación, tenemos nuestro sindicato, pero nadie recurre a eso porque nadie quiere tener una reputación de persona problemática. Le he dicho a Paul (Dano) sobre cosas que han sucedido en el set y es como si no quisiese aceptarlo. Es demasiado molesto y nunca había tenido que lidiar con ello".

Kazan continuó diciendo que le habían aconsejado en el pasado que le diera "mirada de mamada" durante las audiciones y que coquetease con el director o productor.

"Una vez, un productor me preguntó en el rodaje si escupía o tragaba. Luego decía: 'Oh, es una broma, ja ja'. Pero él pagaba mi cheque y después me observaba desde el monitor cuando lo hacía con otro actor. Por eso, cuando me decía que me veía bien, sonaba diferente.

"Eso ha mejorado a medida que he ido envejeciendo, en parte, creo, porque soy mejor en saber cómo cerrar eso, pero te hace sentir culpable y mala, como si fuera tu culpa. De alguna manera estamos dando a esa persona la señal de que está bien tratarnos de esa manera ".

7. Jessica Chastain: "¿Acabas de golpearme?"

Jessica Chastain. Foto: Getty Images.

Su experiencia y éxito en Hollywood han ayudado a que Jessica Chastain no tolere más el sexismo de sus compañeros de trabajo. Sin embargo, todavía comparte su historia como víctima de este problema.

"No voy a decir quién, pero he estado en una película con gente muy importante donde, caminando por el pasillo, me dieron una palmada en el culo", dijo la estrella a The Telegraph. "Y me di la vuelta y dije, '¿Acabas de pegarme?' Estaba muy molesta, pero en su mente era algo completamente normal.

8. Emmy Rossum: "El director quiere que vengas a su oficina en bikini"

Emmy Rossum. Foto: Getty Images.

La actriz de Shameless, Emmy Rossum, dijo que un director le ofreció un papel en una película, con la condición de que ella fuera a su oficina con un bikini.

"Mi agente me llamó y me dijo: 'Estoy tan avergonzado de hacer esta llamada, pero hay una gran película y van a ofrecértela'", contó Rossum a The Hollywood Reporter. "Ellos realmente adoran tu trabajo en el programa, pero el director quiere que vayas a su oficina en bikini. No hay audición. Eso es todo lo que tienes que hacer'". 

Ella pensaba que el director pedía verla en bikini para saber si estaba gorda. "En realidad tuve un momento de decir... ¿Y cómo de bueno es el papel? Por un segundo pensé en hacerlo y le pedí que me enviase en guión. Tal vez el personaje esté en bikini, pensé". Sin embargo, resulta que no había ese tipo de escenas, ni siquiera desnudos. Por eso, imitando la voz del director que se lo propuso, Rossum añadió: "Realmente amamos tu trabajo, pero queremos saber lo buena que estás. ¿Están bromeando? La última vez que me miré no era una maldita modelo". 

9. Zoe Saldana: "Te contraté para lucir bien en tu ropa interior con una pistola"

Zoe Saldana. Foto: Getty Images.

Zoe Saldana, actriz de Avatar, recordó a un productor que intentaba silenciarla diciendo que sólo la empleaban para parecer por su aspecto en ropa interior con una pistola. Y cuando durante el reparto ella ofreció sus opiniones sobre la película, el productor la dijo que "dejase de ser una perra difícil". A lo que Saldana pensó, "wow, es real, realmente sucede". 

10. Emma Stone: "He necesitado a mis compañeros de sexo masculino en los recortes salariales para conseguir igualdad"

Emma Stone. Foto: Getty Images.

La actriz ganadora de un Oscar, Emma Stone, tiene el apoyo de sus compañeros de sexo masculino cuando se trata de ser pagada de manera justa. Porque a pesar de una de las estrellas más buscadas en Hollywood, no es inmune a la desigualdad salarial.

"En mi carrera, hasta ahora, he necesitado a mis compañeros en los recortes de sueldo para poder ser pagada de manera igualitaria", dijo la estrella a la revista Out. "Y eso es algo que hacen por mí porque sienten que es lo correcto y justo.

"Es algo en lo que no se suele discutir. Nuestra igualdad de sueldo requiere que la gente, de manera desinteresada, diga, 'eso es lo justo'. Si mi compañero de sexo masculino, que tiene una cotización más alta que yo y cree de verdad que somos iguales, toma un recorte de sueldo para que haya igualdad, eso cambia mi cotización en el futuro y cambia mi vida".

Vía: Harpersbazaar.com

Etiquetas: Cultura
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook
Ver más articulos