Harper's Bazaar
Buscador

1, 2, 3... ¡Splash! Cómo no arruinar tu melena este verano

No cortes tu pelo cuando vuelvas de la playa; prepáralo para las vacaciones con estos tips de experto y disfruta de una melena bonita antes, durante y después de las vacaciones. 

Vicky Vera
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Es un clásico; volver a la oficina después de dos semanas al sol y darse cuenta de que pasar por la peluquería es más que necesario. El sol, la sal o el cloro son factores externos que afectan a la salud de nuestro cabello debilitándolo y volviéndolo más quebradizo. Mientras que ya hemos desarrollado conciencia a la hora de preparar y proteger nuestra piel (aunque nunca debemos bajar la guardia en este sentido), proteger y preparar nuestro cabello es todavía una tarea pendiente. 

Pero este año todavía estamos a tiempo de poner a salvo nuestra melena o eso es lo que cree Luciano Cañete, fundador y director de los salones Corta Cabeza (nuevo salón en Eloy Gonzalo, 28). “Cuanto más sano esté, más hidratado y presente una estructura interna más fuerte, la protección será más resistente frente a las agresiones del verano. Un cabello enfermo será, por el contrario, más quebradizo y se estropeará con mayor facilidad” afirma Luciano. “Por ello es crucial llegar al verano con el cabello lo más sano posible.” 

¿Cómo afecta el verano a la salud de nuestro cabello? Para verlo, Luciano nos pone un ejemplo claro: “Si cogemos una prenda de cualquier color y le ponemos sal, le añadimos agua con cloro y la dejamos secarse al sol, repitiendo este proceso varias veces, observaremos que pierde color, que la estructura de la tela se deteriora y que ésta pierde la forma sin posibilidad volverse a usar, dando un aspecto descuidado, descolorido y viejo. Exactamente lo mismo ocurre con nuestro cabello. Pierde elasticidad, si es liso se encrespa, si es ondulado el rizo abandona su forma como un muelle dado de sí. El color se pierde volviéndose mate y, al igual que la prenda, da un aspecto poco sano y descuidado.”

Sin embargo, hay un factor externo del verano que podemos utilizar para proteger nuestra melena: el calor. Al contrario de lo que mucha gente piensa. “El calor no es un enemigo para nuestro cabello”,nos cuenta Eloy. “Al contrario, actúa como un medio vehiculante para cualquier tipo de tratamiento. Cuando aplicamos una mascarilla, esta regenerará el cabello con más facilidad si le aportamos calor. El calor solo es nocivo si va acompañado de una falta de hidratación importante”.

Y es que la hidratación es uno de los factores clave a la hora de presumir de melena sana. Tal y como afirma Luciano, “una melena cuidada es muy fácil de conseguir. La lavaremos con la frecuencia que nuestro cabello requiera con un champú adecuado para dicha frecuencia y acorde a nuestro tipo de cabello. A continuación es recomendable hidratar y nutrir el cabello con los acondicionadores o tratamientos intensivos de las mismas líneas. Y sólo con estos dos pasos conseguiremos una melena cuidada y sana.” Así de sencillo, y “si además queremos ganar cosméticamente en belleza podemos aplicar antes de secar un aceite para pelo que nos aporte un brillo espectacular”.

Hidratar y nutrir antes de las vacaciones, pero no nos olvidemos de la protección una vez en la playa. Los sprays protectores con filtro de protección solar deben convertirse en un must de tu verano. “Además, nosotros también creemos conveniente cubrir el cabello con un pañuelo o gorro y, si estás en la piscina, el gorro de baño te protegerá aún más.” Y, al igual que nuestra piel después de exponerla al sol, regálale a tu cabello un baño de hidratación extra es obligatorio después de un día de playa. 

Dark Oil, de Sebastian Professional
Cleanising Balm Glacial White Caviar Resort, de Miriam Quevedo
After Sun Shampoo, de SP
Leche protectora hidratante para el cabello, de Nuxe
3 MM Reconstructor, de Aussie
Lait Luminescense Bi-Phase, de Leonor Greyl

Ver más imágenes

Categoría: Escuela de belleza
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook bt-ELauder-0517
Ver más articulos