Harper's Bazaar
Buscador

Shaim Qassem, la primera Miss Irak en 43 años

Shaima Qassem es iraquí, tiene 20 años y acaba de ser coronada como Miss Irak en un certamen que no se celebraba desde 1972.

Alejandro Bernad
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Qassem, Miss Irak 2015

Qassem, Miss Irak 2015 

Shaima Qassem es irakí, tiene veinte años y acaba de ser coronada como Miss Irak. Un auténtico hito. Qassem es la primera Miss de la antigua Mesopotamia desde 1972, año en que se celebró la última edición del certamen. El concurso, tachado de promover una cultura anti islámica así como de atentar contra la moralidad pública, tuvo que desplazar su sede de Basora a Bagdad a razón de las muchas amenazas que recibieron organizadores y participantes, forzando incluso el abandono de dos competidoras –pese a que las costumbres musulmanas fueron respetadas en todo momento: nada de bikinis ni de rodillas desnudas–. Qassem manda en un reino que no concibe ni concebirá nunca a una dama como emperatriz. ¿Reina? ¿De qué? Lo mismo debió vivir su predecesora, Wijdan Burham El-Deen, representante de Irak en Miss Universo en 1972, hace más de 40 años.

missirak2

Un país como Irak, donde cada vez son más frecuentes las invasiones, la corrupción, las imposiciones doctrinarias, los ataques, la violencia y el terrorismo, ¿puede de verdad celebrar un certamen de belleza? La descomposición del Estado y la ausencia total de un gobierno central, por lo visto, son situaciones de escollo que no sólo dan pie a que cientos de miles de mujeres se vean desarraigadas de sus casas y atrapadas en campamentos de refugiados sino que también permiten que, mientras, puedan jugar a ser las más bellas del reino. Un honor.  “Este tipo de concursos dan esperanza de que la vida en Irak continúa”, comenta en entrevistas uno de los organizadores. Feliz y contento. El grupo terrorista Estado Islámico (EI, ISIS o Daesh) amenazó con secuestrar y convertir en esclava sexual a Qassem, la joven vencedora del tranquilizador examen. Tomando la agencia iraní ISNA, un presunto integrante del Estado Islámico logró hablar por teléfono con Qassem y le comunicó que debía unirse a la 'yihad sexual' de manera voluntaria si no quería ser retenida. Guapa, sí, y en peligro. "La vida en Irak continúa".

Kamel, el organizador en cuestión, argumenta: “Queremos ayudar a construir la cultura de nuestra sociedad y lanzar al planeta el mensaje de que Irak ama la vida a pesar de las dificultades que atraviesa por culpa del terrorismo”. Del terrorismo y de la violencia sectaria y de género, no olvidarse. Quizá sea demasiado pronto para hablar de belleza y honra en el país del Zagros. El concurso atesora un largo historial de contratiempos. En 2000, en pleno régimen de Sadam Hussein, la vencendora fue una de las sobrinas del dictador, por ejemplo. Y tres años después, tras la invasión estadounidense, el certamen tuvo que celebrarse en Kenia, lejos de la violencia sectaria, con la ayuda económica de un acaudalado iraquí de la diáspora. 

Tamar Gorogian, otrora aspirante y vencedora, renunció a su corona tras ser bautizada como “la reina de los infieles”. Gorogian musitó entonces: “Quizás la belleza puede poner fin a la violencia y propagar la paz en el mundo”. Quizás no. A términos de 2015, poco o nada parece haber cambiado en Irak.

APP Bazaar
Boton Siguenos en Facebook

+ Actualidad

Ver más articulos