Buscador
cerrar

Ellen Page sobre Brett Ratner: "Me obligó a salir del armario sin tener en cuenta mi bienestar"

La actriz echa mano de su cuenta de Facebook para denunciar los abusos de poder del director.

María Muñiz
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Ellen Page sobre Brett Ratner: "Me obligó a salir del armario sin tener en cuenta mi bienestar"

Actualmente, en el universo Hollywood, no sólo se ha destapado, sino que ha estallado la Caja de Pandora. Últimamente no han dejado de salir a la luz testimonios de actrices que denuncian los abusos de poder de directores e incluso, compañeros de profesión. Entre todo este maremagnum de acusaciones, ha sido Ellen Page, la última en alzar la voz, esta vez en contra del director Brett Ratner.

A través de su cuenta de Facebook, la actriz comparte un alegato en el que acusa al cineasta de una conducta abusiva y homófoba durante el rodaje de 'X-Men 3: La decisión final'. Con un "deberías follartela (a Page) para que se de cuenta de que es gay" dirigido a una mujer que se encontraba en el set de rodaje, Ratner "sacaba del armario" a una joven Page de 18 años, abrumada por un mar de dudas en cuanto a su orientación sexual.

"Era una joven adulta que aún no se había descubierto a sí misma. Sabía que era gay, pero no lo sabía, por así decirlo. Me sentí violada cuando sucedió esto. Miré a mis pies, no dije ni una palabra y vi como nadie más lo hizo. Este hombre, que me había contratado para la película, comenzó nuestros meses de rodaje con algo que nadie había pedido. Él me obligó a "salir del armario" sin importarle mi bienestar, un acto que todos reconocemos como homofóbico", comienza Ellen.

Hecho que, por su parte, ha confirmado la también actriz Anna Paquin dándole todo su apoyo a través de Twitter:

 

"Yo estaba allí cuando se hizo ese comentario", asegura la actriz, "estoy contigo".

"El comentario de Ratner se repitió en mi mente muchas veces a lo largo de los años cuando me encontré con la homofobia y me topé con sentimientos de renuencia e incertidumbre sobre la industria y mi futuro en ella", asegura Ellen, que desde aquel momento no pudo evitar andar con pies de plomo hasta que a los 26 años, decidió aceptarse ante el mundo y reconocer su verdadera orientación sexual.

"Todos tenemos derecho a tomar conciencia de nuestra orientación sexual en privado y en nuestras propias condiciones. Yo era joven y aunque ya era una actriz que había trabajado durante mucho tiempo, había sido aislada de muchas maneras, creciendo en sets de rodaje en lugar de estar rodeada de mis colegas. Esta salida del armario tan pública y agresiva me dejó con un profundo sentimiento de vergüenza, uno de los resultados más destructivos de la homofobia. Hacer que alguien se sienta avergonzado por quien es es una manipulación cruel, diseñada para oprimir y reprimir. Me robaron más que autonomía sobre mi habilidad para definir", continúa Page manifestándose acerca de una situación que, desafortunadamente, en pleno siglo XXI se sigue viviendo con intensidad en todos los rincones del mundo.

GettyImages-856390822

Además, la que fuera protagonista de Juno, no ha dudado en compartir con sus seguidores que, a sus 16 años, fue víctima de abusos sexuales por parte de un director que ha querido mantener en el anonimato. De este modo, la actriz se pone como claro ejemplo de todos esos abusos de poder, como los de Harvey Weinstein o Bill Cosby, por los que Hollywood ha estado infectado desde el princípio de los tiempos. Lista de la que ya forma parte Ratner con más de 6 denuncias por sus abusos, entre las que se encuentran Natasha Henstridge y Olivia Munn:

"Cuando tenía dieciséis años, un director me llevó a cenar (una obligación profesional y una muy común). Me acarició la pierna debajo de la mesa y dijo: " tienes que hacerlo, no puedo." Yo no hice nada y tuve la suerte de escapar de esa situación. Fue una dolorosa revelación: mi seguridad no estaba garantizada en el trabajo. Una figura de la autoridad adulta para la que trabajaba pretendía explotarme físicamente. Fui asaltada sexualmente meses después. Un director me pidió que me acostase con un hombre de casi 30 años y que se lo dijera. No lo hice. Esto es justo lo que pasó durante mi decimosexto año, un adolescente en la industria del entretenimiento."

Después de cargar contra Cosby, Weinstein, Polanski, el mismísimo Trump y asegurar que trabajar con Woody Allen ha sido "uno de los errores más catastróficos" de su vida, Ellen deja claro que su deseo es que estos personajes paguen por sus abusos mientras el mundo toma conciencia de la necesidad de un cambio de mentalidad:

"Lo que más quiero, es que esto tenga como resultado la curación para las víctimas. Para que Hollywood se despierte y empiece a asumir cierta responsabilidad por cómo todos hemos desempeñado un papel en esto. Quiero que hagamos reflexionar sobre este problema endémico y cómo esta dinámica de poder del abuso conduce a una enorme cantidad de sufrimiento. La violencia contra la mujer es una epidemia en este país y en todo el mundo."

Como no podría ser de otra manera, un alegato cargado de razón feminista en la que, una y otra vez, se crea conciencia acerca de la situación de la mujer en las distintas partes del mundo, lanzando un grito para velar por sus derechos: "Recordemos que la epidemia de la violencia de género afecta desproporcionadamente contra las mujeres con bajos ingresos, en particular a las mujeres de color, mujeres trans, mujeres queer y las mujeres indígenas; silenciadas por su situación económica y por la profunda desconfianza de un sistema judicial que absuelve al culpable frente a una evidencia abrumadora y continúa oprimiendo a las personas de color."

Toda una declaración de intenciones que pone en entredicho las bases sobre las que se asienta nuestra sociedad, con el fin de empoderar a la mujer de a pie en un momento en el que pocos elementos juegan en su favor: "Hemos aprendido que el status quo perpetúa el comportamiento injusto y victimiza su comportamiento para proteger y perpetuarse a sí mismo. No permitas que este comportamiento se normalice. No midas los errores o los actos criminales por sus grados de severidad. No dejes que se silencien las voces de las víctimas que se acercan. No dejes de exigir nuestros derechos civiles. Doy las gracias a todos y a todas los que hablan contra el abuso y el trauma que han sufrido. Estáis rompiendo el silencio. Sois la revolución."

Vía ELLE.es.

APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook bt-LaMer2
Ver más articulos