Buscador
cerrar

9 claves para tener éxito si trabajas en un entorno masculino

Tras 24 años cazando a 'los malos', LaRae Quy decidió convertirse en una peculiar coach que basa su éxito en una honestidad brutal y un profundo conocimiento del ser humano.

PAKA DÍAZ
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

9 claves para tener éxito si trabajas en un entorno masculino

Fotograma de 'Expediente X'.

Durante 24 años, LaRae Quy ejerció como una brillante agente del FBI especializada en descubrir a espías extranjeros y reclutarles para trabajar para el gobierno de los Estados Unidos. Quy, cuyo apellido aunque suene oriental procede de Canadá, se convirtió en una verdadera experta en el arte de la contrainteligencia, alguien capaz de leer en otras personas como si se tratara de libros escritos en un lenguaje que ella dominaba. Nacida en un rancho de Wyoming, donde ella misma explica en su web que aprendió muchas de las habilidades de supervivencia que luego le vendrían muy bien para destacar como agente estatal, se graduó en la Universidad Estatal de Arizona y realizó además estudios de posgrado en el Seminario Teológico de San Francisco. Pero su sueño siempre fue trabajar en el FBI.

Cuando al fin entró en la mítica agencia, Quy entendió que tendría que desarrollar su trabajo en un ambiente masculino donde tendría que conseguir ganarse un espacio. Lo logró incluso en su manera de caminar y gracias a su lema: "No preguntar nunca si puedes hacer algo, sino cómo puedes hacerlo". Además, la agente reconoce que la mayoría del tiempo era la única mujer en su equipo. "Aprendí a tener éxito en medio de una variedad de situaciones y circunstancias. Lo más importante, aprendí qué no hacer si quería competir en un ambiente dominado por hombres", reconoce. Parte de esas experiencias las ha volcado en dos libros, Secretos de una mente fuerte y Dureza mental para las mujeres líderes: 52 consejos para reconocer y utilizar tus mayores fortalezas, que la han convertido en una especie de gurú que da conferencias por todo el mundo y escribe en prestigiosos medios como Forbes. Sus consejos y técnicas para destacar en los ambientes laborales masculinos son claras como órdenes de una mismísima representante de la agencia de investigación de élite más famosa del mundo. 

 

Fotograma de 'El silencio de los corderos'.

Fotograma de 'El silencio de los corderos'.

1. No ignores tus miedos, afróntalos. Si usted desea moverse para arriba, y adelante, usted necesita para hacer frente a sus temores de frente. Nunca desperdicie energía valiosa tratando de evitarlos; En su lugar, use la tenacidad mental para manejar sus pensamientos, emociones y comportamiento de maneras que le prepararán para el éxito en los negocios y la vida. Suprimir un sentimiento negativo sólo le da más poder, alimentando nuestros temores y frenándonos. De hecho, tratar de controlar lo que tememos aumentará la probabilidad de que ocurra.

2. Nunca evites un conflicto. Tu camino al éxito pasa por vivir enfrentamientos. La diferencia es aprender a afrontarlos sin que sean agresivos, ni dejar que te manipulen. En lugar de responder con miedo o ignorancia, hazlo con razones. Eso sí, para hacerlo bien, prepárate, analiza y luego actúa.

3. Elimina tus dudas. Según la agente, muchas veces las mujeres cuentan con una voz crítica interna que les impide, dice, seguir el camino. Deshazte de ella sin compasión. Olvídate de la ansiedad y las dudas. Mejor pon el foco en la regeneración positiva y la crítica constructiva. La 'dureza mental' es lograr controlar cómo piensa tu mente, en lugar de dejar que sea ella quien te controle. Quy asegura que se consigue con tesón y esfuerzo. La clave es aprender a manejar tus emociones y usar las palabras correctas (y positivas) para controlar tus pensamientos.

4. No esperes al momento perfecto. La agente Quy echa mano nada menos que de MacGyver a la hora de aconsejar. Como él, debes de aprender a sacar lo mejor de cada situación en lugar de esperar el trabajo ideal o las condiciones perfectas. El momento perfecto es justo ahora. Ya. Actúa en vez de esperar.

5. No pienses que tu pasado es un error. Sin vergüenza alguna, LaRae reconoce que cometió muchos errores como agente novato. A veces incluso algunos muy embarazosos, pero aprendió de ellos y nunca se sintió abochornada, al contrario, opina que el pasado no nos define, sino que  nos prepara para nuestro viaje hacia el éxito y la sabiduría. Algo así como, cuantas más veces te equivoques, más experiencia acumularás.

6. Date permiso para brillar. Entre sus confesiones, Quy admite que uno de sus secretos para triunfar como investigadora en equipos de élite fue estar siempre dispuesta a hacer las tareas más difíciles y creer en si misma, en sus capacidades. Aunque sea algo pequeño, todo lo hacía lo mejor posible y sin miedo a destacar. Esa es la mejor manera de convertirse en líder del grupo.

7. No pienses en condicionales. Los ‘y si…’ no sirven para nada. Quy anima a tomar el control sobre tu vida y tus decisiones. Para ello, cita a San Ignacio de Loyola: ‘reza como si todo dependiera de Dios, pero actúa como si todo dependiera de ti’. La clave es trabajar en tu fuerza mental y tener certeza de que tanto tus éxitos como tus fracasos dependen de tu. Las personas fuertes y determinadas, viene a decir, no pierden su tiempo ni su energía en preocuparse por lo que podría suceder, sino en lo que ocurre de hecho. Nunca te arrepientas por un camino no tomado, mejor recórrelo.

8. Prepárate, que no te pillen en un renuncio. Para ganarse el respeto de sus compañeros, Quy explica que lo más importante era siempre lllevar hechos sus deberes. O sea, saber de lo que estaba haclando antes de abrir la boca, ya fuera para interrogar a un sospechoso como para hablar con clientes o inversores o con quien suelas trabajar.

9. Nunca digas no puedo. Anótatelo y no lo olviden nunca, tu eres quien se da o se quita la fuerza. LaRae confiesa que en sus 24 años en el FBI jamás dijo que dejaba una asignación o que no podía hacer algo ya que cuando lo dices marcas tus propios límites, además de generar miedo al fracaso dentro de ti. Por tanto, mejor repite como un ‘yes, I can’.

Etiquetas: Cultura
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook
Ver más articulos