Harper's Bazaar
Buscador

50 maneras de vivir 500 días de verano aunque sea en pleno invierno

Homenajeamos a Zoey Deschanel y su archiconocida película -'500 days of Summer'- con la simple excusa de olvidar que aun quedan meses para la temporada estival.

Paloma HerceFotos: Getty Images
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

50 maneras de vivir 500 días de verano aunque sea en pleno invierno

La actriz Zoey Deschanel cumple años y no se nos ocurre mejor idea que homenajearla con una de sus mejores películas: 500 days of Summer. No solo nos encanta por ser una comedia romántica, sino porque su título es inspirador, y aunque Summer sea el nombre de la protagonista... Realmente nos gustaría vivir '500 días de verano'. A veces las relaciones provocan la misma sensación que el agua salada en el pelo, el sol en la piel y en la música en el cuerpo. La sensación del verano es tan maravillosa que casi, solo el amor puede hacernos sentir lo mismo. Igual que creemos en el amor verdadero (a.k.a Summer), como Tom Hansen –Joseph Gordon Levitt– nosotros creemos en el verano infinito. La película fue un éxito en el Sundance Film Festival de 2009 y se ha convertido en una de esas cintas que apetece ver un domingo tontorrón. Para reírse de uno mismo, para recordar lo maravilloso que es el amor o para olvidarnos de que aun queda mucho para el verano. Por eso hacemos este juego de palabras. En homenaje a Zoey Deschanel, en homenaje a su personaje, y en homenaje al verano. 500 days of Summer es el nombre de la película... 50 maneras de vivir 500 días de verano aunque sea en pleno invierno es nuestra lista.

1. Sigue usando polvos bronceadores. Aunque sea de manera sutil. Este invierno se lleva el Sun stripping.

2. Escápate siempre que haga sol a la terraza de El Jardín de la Máquina.

3. Olvídate de vez en cuando del negro y apuesta por colores más vivos.

4. Mejor, apuesta por colores tropicales. Como el verde greenery.

5. Tatúate esta frase que me dijo una amiga: 'El verano es un estado de ánimo'.

6. Ahorra dinero y si puedes, vete unos días a la Islas Canarias. Allí es verano prácticamente todo el año.

7. Si tienes más tiempo, escápate al Caribe. A Cuba, a Puerto Rico, a Martinica... No sabes la envidia que da volver bronceado cuando hay 10 grados en la calle.

8. Utiliza las versiones veraniegas de los perfumes. Como CK Summer, que tiene un olor que nos recuerda a los cócteles que bebemos en verano.

9. Bebe tinto de verano. ¿Quién dijo que solo se puede beber en verano?

10. Y pide cócteles. Mojitos, piñas coladas, caipirinhas. ¿Acaso dejas de beber bebidas calientes cuando hace buen tiempo?

11. Mete prendas de verano en tus estilismos. Como la cazadora vaquera, que puedes llevar debajo de una bomber negra.

12. Cómprate unas gafas de sol de colores. Como las de Carrighan.

13. Quizás es demasiado comercial, quizás no te guste el rollo, pero el último single de Melendi solo nos hace pensar en la playa.

14. Spaceship de Comet Blue también.

15. Si echas de menos tirarte a la piscina, siempre puedes irte a nadar de vez en cuando al gimnasio...

16. Enámorate. Que no solo hay rollos de verano, también hay de invierno. Y además, si en septiembre se acaba... Así dura más días, ¿no?

17. Atrévete a llevar un canotier de paja aunque sea invierno. Ponle un lazo de terciopelo negro.

18. Luce esos vestidos que tanto te pones en verano con medias tupidas. Por la noche (casi) todo vale.

19. Si el color no va contigo en invierno, lúcelo en sombras y accesorios de colores.

20. Baja las ventanillas del coche y pon la música lo más alto posible. Y si es reggaetón hortera, mejor.

21. Compra una palmera y móntate un 'Haway Bombay' en tu piso.

22. Bebe gazpacho, da igual que pegue más en verano.

23. Igual que la ensalada de pasta. La puedes comer también en febrero, aunque sea fresquita...

24. Cómprate algún bikini ahora, no esperes a hacerlo cuando ya no quede ninguno.

25. Pero busca una marca especial, de esas que no conozca casi nadie.

26. Cómprate un vestido de lunares de Beatriz Peñalver.

27. Escápate a Andalucía. Disfrutan de más de 2.800 horas de sol al año.

28. Alquila un fin de semana un descapotable.

29. Luce también en accesorios en blanco en invierno. Como cualquiera de los bolsos de Gutstein.

30. Mejor. Luce un completo total look en blanco.

31. Luce tus sandalias de tacón negras de verano con medias tupidas. Pero muy tupidas.

32. Y atrévete con unas medias de rejilla, que son más de verano pero que en invierno las usamos igual...

33. Usa ropa de dormir de encaje. Esos camisones que solo te atreves a ponerte en invierno. ¿Para qué llevar siempre el pijama de franela?

34. No te cuides solo en verano... Empieza a hacerlo desde ya para lucir todavía más bella.

35. En verano somos muy de llevar top knots deshechos... Este invierno este recogido informal se ha convertido en uno de estos preferidos. Y nos recuerda tanto al moño de la playa...

36. Enseña los tobillos. Da igual que haga frío.

37. ¿Por qué no se puede tomar helado en invierno? Échale chocolate caliente.

38. Enamórate de un turista en tu propia ciudad. Un alemán, un norteamericano, un francés, un italiano... Da igual, cruza fronteras. Una historia de amor de dos días.

39. Ir en moto es muy de tardes de verano, pero a veces el invierno da una tregua para escaparse y respirar el aire de la ciudad.

40. La sensación de ir descalzo en verano es maravillosa. En la calle es difícil, pero nadie te impide que lo hagas en casa.

41. Somos monocolor cuando hace frío, ¿qué tal si nos atrevemos a llevar, por ejemplo, una camisa con estampado de palmeras? Siempre te puedes poner un cárdigan de lana encima...

42. Pasear por la playa es una sensación tan veraniega... Que si tienes el mar cerca, deberías hacer todos los días. Para alguien de Madrid, la playa es sinónimo de verano.

43. Escápate a ver las estrellas. Como cuando quedas en San Lorenzo a verlas, con tu amor de mediados de agosto. O con tu pandilla. O solo, con quieras... Con la única compañía de tu toalla de playa de colores.

44. Enrique Iglesias es sinónimo de verano. Si te vas, yo también me voy...

45. Usa autobronceador. Pero tampoco te pases. Todos sabemos que bronceados nuestra belleza sale a relucir mejor.

45. ¿Y por qué no te aclaras el pelo?

46. Ficha un rooftop como la del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

47. Las noches de verano siempre acaban con un 'buenos días' al sol. Hazlo también en invierno, pero abrígate mucho.

48. Píntate las uñas de colores.

49. Mejor, píntate las uñas de colores fluorescentes.

50. Ponte en la tele 500 days of Summer.

APP Bazaar
Boton Siguenos en Facebook

+ Estilo de vida

Ver más articulos