Harper's Bazaar
Buscador

El regreso de 'Twin Peaks': Laura Palmer sigue viva

Rectificar es de sabios. Finalmente será David Lynch quien dirija la secuela de Twin Peaks, la serie que cambió la historia de la televisión. 

Rubén Linde
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Póster oficial de la secuela de 'Twin Peaks'

Póster oficial de la secuela de 'Twin Peaks'

ACTUALIZADO 10/01/17: Por fin se ha revelado la fecha de estreno. Tras más de dos años a la espera de esta vuelta, será el próximo 21 de mayo y a través del canal americano Showtime cuando volvamos a saber del Agente Cooper. Kyle MacLachlan, no ha tardado en contarlo a través de su perfil de Instagram: "¡Nos vemos en mayo! Yo pongo los donuts". 

 

See you in May! I'll bring the donuts. #twinpeaks

Una foto publicada por Kyle MacLachlan (@kyle_maclachlan) el

ACTUALIZADO 19/10/16: A esperas de saber cómo y cuándo será la nueva temporada de Twin Peaks, 20 años después de la última, la serie ha colgado en su página de Facebook un vídeo Behind the scenes con entrevistas a los protagonistas de la serie y escenas del rodaje. Sin embargo, tras verlo acabarás lleno de dudas: ¿Eres tú, Bobby? ¿Dónde está Laura Palmer?

 

ACTUALIZADO 12/09: "Twin Peaks será poco convencional – poco convencional en su desarrollo y en la forma en que se comercializará y verá la luz". David Nevins, director ejecutivo de Showtime, la cadena que emitirá la secuela de la popular serie de David Lynch, prometió ayer que el regreso de la ficción hará justicia a la atipicidad relativa al producto original de 1990. "Quiero abrazar la rareza de la serie de verdad (...) Puede que los capítulos sean más largos y quizá su lanzamiento no sea lineal". Según Nevin, hasta la fecha tan sólo ha hablado con Lynch un par de veces.

No obstante los capítulos ya van tomando forma. "El tono, el sentimiento... Es tan especial. Estamos deseando que el mundo los vea". La secuela de Twin Peaks será "misteriosa y divertida", como su director. Los personajes, asegura Nevins, son "increíblemente específicos y están llenos de sentido".

ACTUALIZADO: Ya se conoce el casting completo que actuará en el regreso de Twin Peaks. La serie lo hizo público el pasado 25 de abril a través de su perfil de Facebook y consta de más de 200 actores y músicos. Artistas como Sky Ferreira, Trent Reznor, Eddie Vedder o Sharon Van Etten, y actores como Michael Cera, Monica Bellucci, Tim Roth o Jennifer Jason Leigh se suman a los que ya se habían confirmado (Naomi Watts, Laura Dern, Kyle MacLachlan, etc.). A la que se echa en falta es a Lara Flynn Boyle, que en la serie original interpretaba a Donna, la amiga de Laura Palmer. "Las cámaras han parado de rodar. Una pieza clave del misterio se revela. Bienvenidos de nuevo a Twin Peaks", reza el post.

 

ACTUALIZADO: Segundo teaser de la serie con otro protagonista veterano: el ayudante del sheriff Hawk, interpretado por Michael Horse. Mantiene su melena lisa, esta vez oxigenada en rubio, y habla de cómo estar en la producción de este retorno tiene algo de psíquico. Es como estar ante una pintura conmovedora", cierra.

 

ACTUALIZADO: La primera promo de Twin Peaks (2016) ya tiene protagonista: el enano bailarín. Su irremplazable danza en ritmo inverso copa los 15 segundos que HBO ha desvelado para abrir apetito de lo que aguarda en unos meses.

 

Parece que esta vez sí, que a pesar de las anteriores confirmaciones con sus posteriores arrepentimientos, podemos afirmar que será David Lynch el encargado de dirigir la secuela de Twin Peaks. Si hace un mes el director rompía el corazón de los seguidores de la mítica serie al darse de baja del proyecto alegando motivos económicos, esta madrugada confirma a través de Twitter que el proyecto estaba de nuevo en marcha.

Con esta buena nueva, no sólo se confirmaba la reincorporación de Lynch, sino que David Nevins, presidente de Showtime, anunciaba en un comunicado que el director realizaría más de las nueve horas anunciadas inicialmente. Tampoco Kyle Maclachlan, actor que interpreta al agente Dale Cooper, pudo reprimir su alegría en Twitter, dándole la bienvenida al mítico cineasta.

Twin Peaks está de vuelta después de mil rumores, y los gritos de la legión de seguidores que la serie de culto tiene en el mundo entero se escuchan todas las noches en los ecos de las paredes de la habitación roja. El blu-ray, anunciado como la edición definitiva –otra más–, lanzado a la venta en 2014 con Twin Peaks: fuego camino conmigo –la precuela de la serie en forma de película– y 90 minutos de extras con escenas eliminadas, coincidía con la profecía que Laura Palmer –intencionadamente o no– lanzó el 25 de marzo de 1989: "Te veré de nuevo dentro de 25 años". Hace unos meses, las alarmas saltaron y el mundo estalló de locura hasta que el propio David Lynch provocó un shock mundial con un tuit amenazante y conciso: "Dear Twitter friends… It’s happening again!".

Sin embargo, este milagro con síndrome de Stendhal que duró tan solo unos meses, ya que el director de Montana poco después tuiteó que su baja del proyecto ras ya una realidad. Lynch entonces remitía a razones económicas, concretamente a incompatibilidades con el guión que tenía pensado para el nuevo Twin Peaks, aunque ya entonces aseguraba que Showtime sí seguiría produciendo la nueva era de la población más intrigante de América.

 

El culto de Twin Peaks no es en vano, David Lynch y Mark Frost se adelantaron a su tiempo, y como buenos predicadores de lo revolucionario introdujeron en todas las casas norteamericanas –a través de una cadena generalista y con cierto toque moral como ABC– un primer plano, ya icónico, del cadáver envuelto en plástico de la animadora de primera fila y la hija perfecta. Laura Palmer, la supuesta protagonista, había muerto asesinada en el piloto de la serie. La tranquilidad idílica de un típico pueblo de montaña del estado de Washington, frontera con la pacífica Canadá, quedaba mancillada de por vida desmantelando así la cara B de una sociedad aparentemente perfecta. Los noventa empezaron fuertes y 36 millones y medio de espectadores fueron testigos de todo. Una audiencia que fue cayendo en los ocho capítulos que componen la primera temporada. En ABC se asustaron y presionaron sin sentido para que Lynch se diese prisa en desvelar la identidad del asesino. De lo que se olvidaron en las oficinas de la cadena es que en la bomba mediática que tenían entre manos lo más importante no era descubrir a un asesino, sino el camino hasta ello.

“¿Te gustaría jugar con fuego, pequeño?” La frase de Laura Palmer repetida en boca de todos podría definir la serie que creó nuevas reglas y rompió estereotipos televisivos. ¿Empezar con la muerte de la protagonista? ¿Mezclar misterio con parodia excéntrica? ¿Telenovela surrealista? ¿Realidades paralelas? ¿Mundo onírico? ¿Distopía? Vale, ¿a alguien le suena de algo Perdidos o Mujeres Desesperadas? Curiosamente, en la misma cadena y con paralelismos ya no sólo en forma sino en resultado. Sheryl Lee, la Laura Palmer de Lynch estuvo a nada de ser la Mary Alice de Wisteria Lane y Kyle MacLachlan, el ex Agente Cooper fue un pilar importante de misterio para la serie de Marc Cherry, declarado fan obseso de Twin Peaks. Nada es casualidad, y menos en productos televisivos que ya son puro culto. "Twin Peaks sin David Lynch es como una chica sin secretos". Es ahora cuando los propios actores se ponen en marcha para hacer recordar a la complicada mente escurridiza de Lynch, con un popurrí de vídeos caseros y un hastag directo: #SaveTwinPeaks, la importancia vital de este revival nostálgico de emociones y psicodelia pop.

 

Volviendo atrás, así como la influencia de Twin Peaks abarca desde un capítulo homenaje en Los Simpson hasta nuevas series de calidad como The Leftovers, David Lynch aprovechó sus obsesiones y las transformó en un nuevo género: el noir-pop surrealista. Que es como ser muy hipster en la actualidad, pero con clase. Otra vez más, se adelantó a su tiempo. Además, Twin Peaks bien puede funcionar como una versión dummie del cine complicado de Lynch. Pero nivel dummie experto, cuidado. Esas obsesiones habituales de su cine, y que se reúnen aquí, son su interés por la pérdida de personalidad exagerada que se convierte en bipolaridad bajo presión máxima. Lo vemos en Carretera Perdida con Patricia Arquette o en Mulholland Drive con Naomi Watts. Su obsesión favorita, la dualidad rubia-morena basada muy obviamente en el Vértigo de Hitchcock. Laura Palmer pasaría a ser la Kim Novak de Lynch. Y tal y como su cine se basa en elevar la tensión hasta el mareo del cine de mujeres, ¿es David Lynch el Almodóvar del surrealismo? Tal vez sí. En el caso de la buena de Laura Palmer, tal es su personalidad desdoblada que en su cameo en el final de Corazón Salvaje aparece como regalo caído del cielo concediendo deseos que la Laura Palmer de Twin Peaks no podría ni oler por los pecados cometidos.

Sherilyn Fenn Twin Peaks

 Dirigida por David Lynch y Mark Frost, se emitió por primera vez en 1990.

Y ahora llega el momento de la verdad, han pasado 25 años y un cartel sigue anunciando: “Bienvenidos a Twin Peaks. 51.201 habitantes”. Que acompañado de la música de romance oscuro con peligro psicodélico de Angelo Badalamenti –historia viva de la televisión– se entra de lleno en un universo particular de rarezas y realidades oníricas que convierten la serie de Lynch en uno de los fenómenos más extraños jamás vistos en un público mayoritario. El escenario es el mismo, y como bien predijo Laura, la realidad es el presente. Teniendo en cuenta además que las verdaderas realidades del reparto principal son más bien débiles, en un Hollywood que recicla estrellas sin previo aviso, y donde hemos sido testigos de como la misma Sherilyn Fenn que Lynch quería para el piloto de televisión que iba a ser Mulholland Drive –en forma de spin-off de Twin Peaks y con Audrey Horne buscando futuro como actriz de cine– se consuela con telefilmes de Lifetime, que quedan muy lejos del éxito paradójico que una vez consiguió. Como decía Lady Leño: “En la vida hay cosas que existen, pero nuestros ojos no las pueden ver”. Por suerte, la vuelta de la serie es real en el canal de cable Showtime, canal que lleva la transgresión como seña de identidad y como su propio nombre indica, le gusta el espectáculo y un buen titular. Twin Peaks vuelve con nueve capítulos dirigidos y producidos por David Lynch, con guión de Mark Frost. Vuelven los delirios del café en exceso, vuelve Laura Palmer, vuelve el peligro.

Nos vemos en 2016.

 
Etiquetas: David Lynch y Twin Peaks | Categoría: Nostalgia
APP Bazaar
Boton Siguenos en Facebook

+ Entretenimiento

Ver más articulos