Harper's Bazaar
Buscador

Las filias sexuales más curiosas

En el sexo, como en la vida, hay tantas prácticas como personas. Aquí, algunas de las más sorprendentes.

Lucía EscuderoFotos: 'Kiki, el amor se hace' (Vértigo Films).
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

El personaje que interpreta Natalia de Molina en 'Kiki, el amor se hace' tiene harpaxofilia: excitación por los asaltos.

El personaje que interpreta Natalia de Molina en 'Kiki, el amor se hace' tiene harpaxofilia: excitación por los asaltos.

En Kiki, el amor se hace, la tercera película en la filmografía de Paco León en su faceta como director, se abordan cinco historias de amor y filias sexuales. Y que un filme de estas características se proyecte en la mayoría de salas de cine del país, acompañado de una considerable promoción, es poco (o nada) habitual. Hasta ahora, solo programas de televisión como 21 días u otros formatos de investigación que se emiten a altas horas de la madrugada se habían dedicado a indagar en el mundo de las prácticas sexuales poco habituales. Como todos sabemos, un tema tabú en cualquier sociedad del mundo. El éxito de 50 sombras de Grey, por muy edulcorada que haya sido su traducción a la gran pantalla, desde luego es otro síntoma de que las personas sienten cada vez más curiosidad y ganas de dejarse llevar. A continuación, reunimos algunas de las filias sexuales más curiosas. Quizá tú también tienes una y no te habías dado cuenta... Di adiós a los prejuicios, no te sientas avergonzado y, ante todo, disfruta. Ya tenemos en la vida suficientes problemas, ¿no?

Dacrifilia

Asociada sobre todo a los hombres, consiste en la excitación con las lágrimas. Puede surgir en diferentes situaciones, pero la más común es que un miembro de la pareja provoque el llanto a la otra persona a partir de un abuso verbal o físico (el cual suele ser consentido, claro).

Elifilia

Obsesión sexual por los tejidos. ¿Quizá por eso se inventaron las sábanas de seda?

Somnofilia

Excitación por tener sexo con alguien que está dormido. No confundir con necrofilia, practicada por aquellos que se acuestan con muertos.

Harpaxofilia

Atracos o asaltos cuya violencia excita a la víctima. Una variedad de la clásica sumisión, vaya.

Agalmatofilia

La tienen quienes sienten deseo sexual hacia estatuas, muñecos, maniquíes u otro tipo de representación humana inerte. Seguro que por los museos rondará más de uno.

Parcialismo

Obsesión por una parte del cuerpo concreto, que no sean los genitales. O sea: fetichistas de pies, axilas, el cuello...

Triolismo

Quizá su nombre técnico te despiste, ¿qué tal ménage à trois? La orgía de toda la vida, vamos. El gusto por el sexo en grupo, o por ver a tu pareja teniendo sexo con otras personas.

Basoexia

Una cosa muy de adolescentes: La excitación solo producida por los besos.

Amomaxia

¿Sabes el clásico parque o zona alejada por la noche al que muchas parejas acuden en coche para tener intimidad? Quizá por allí haya alguien que tenga amomaxia: excitación al tener relaciones en un coche aparcado.

Fratrilagnia

Aquellos a los que le gusta arrimarse más de lo normal a sus hermanos o primos.

Vampirismo

Gusto porque a uno le extraigan sangre. ¿Habrá aumentado el caso de vampirismos a raíz de Crepúsculo?

Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia

Exictación ante fotos o cuadros de temática eróticas. Podrás encontrarlos en los museos, junto a los que tienen agalmatofilia.

Tecnosexualismo

Lo que le pasó a Joaquin Phoenix en Her: Que te excite un robot.

Capnolagnia

Humo y ceniza. La excitación por la gente que fuma.

Misofilia

Atracción por la ropa sucia. ¡Así ahorrarás en detergente!

APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook bt-ELauder-0517 bt-Larios0717
Ver más articulos