Harper's Bazaar
Buscador

¿Crees que tu amiga está obsesionada contigo? Todo lo que nos enseñó ‘Mujer blanca soltera busca’ para detectarlo

‘Mujer blanca soltera busca’ cumple 25 años. Exactamente los mismos desde que Bridget Fonda no se fía de ninguna amiga, pues la desquiciada obsesión de Jennifer Jason Leigh por ella la dejaría tocada de por vida. Esta fue su estrategia de detección. Esperamos que te sirva de ayuda.

Rubén Linde
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

¿Crees que tu amiga está obsesionada contigo? Todo lo que nos enseñó ‘Mujer blanca soltera busca’ para detectarlo

Tu amiga parece inofensiva, pero en realidad solo te quiere robar la vida.

“Hay que detener a mujer blanca soltera busca como sea”. Cuando en un capítulo aleatorio de la primera gloriosa y paródica temporada de Popular, alguien un poco avispado en ese instituto de Ohio alcanzaba a escupir tales palabras, no sólo estaba poniendo en evidencia una alarmante falta de seguridad en sí mismo, sino que aquello que venía siendo el ver peligrar tu estabilidad emocional por una amiga obsesionada contigo, tenía nombre propio.

Viene siendo esta revisión hitchcockniana de la Persona de Ingmar Bergman, un pilar dentro de ese subgénero de todos los que viven el amor con cierta intensidad, y que arrasaría con todo a principios de los noventa: el sexy thriller. Un lugar donde nada es lo que parece, es peor.

Ahora que ya han pasado 25 años desde que aquella Mujer blanca soltera busca sufriera en sus propias carnes lo que es la obsesión por exceso de confianza, vamos a analizar cómo fue la evolución de esta para que evites pasar por lo mismo, si es que no lo has experimentado ya. Un problema al que no es tan complicado de llegar, pero sí realmente duro de salir.

Para ello vamos a dividir la estrategia de detección de la obsesión en cuatro fases bien diferenciadas. A cada fase la vamos a llamar, por ejemplo, como diferentes frases legendarias de canciones de Shakira, la misma que ha basado toda su carrera en cantar sobre las obsesiones del ser humano. ¿O no es ese 'Sigilosa al pasar' de Loba una forma de vida por derecho propio?
Al lío:

IMAGEN2

¿Tú a Londres y yo a la cárcel?

FASE 1: 'Loba'

1. Aparece sigilosa al pasar cuando estás buscando compañera de piso y te convence para mudarse al día siguiente.
2. Aparece sigilosa al pasar para consolarte cuando huele que tienes problemas.
3. Aparece sigilosa al pasar para decirte a todo que sí.
4. Aparece sigilosa al pasar para ser tu perrito faldero.
5. Aparece sigilosa al pasar para ayudarte a redecorar tu casa.
6. Aparece sigilosa al pasar para que la lleves de compras porque dice que le gusta mucho más tu estilo neoyorkino que su tan anticuado sentido provinciano de la moda.
7. Aparece sigilosa al pasar para mandarte comprar los tacones que se acaba de probar con la excusa de que ya se los prestarás.
8. Aparece sigilosa al pasar desde las sombras, cuando estás sola en casa y en silencio.
9. Aparece sigilosa al pasar para regalarte sus mejores pendientes porque dice que te quedan mejor a ti.
10. Aparece sigilosa al pasar cuando rompes con tu novio.
11. Aparece sigilosa al pasar para descolgar el teléfono fijo para que no te llame nadie.

IMAGEN

Jennifer Jason Leigh le copiaría el corte de pelo a Bridget Fonda y Chelo García Cortés se lo terminaría copiando a ellas.

FASE 2: 'La tortura'

12. Fue una tortura cuando te borró los 200 mensajes del contestador en los que tu exnovio te pedía perdón por todo y quería volver.
13. Fue una tortura cuando te metió un perro en casa sin consultar contigo.
14. Fue una tortura cuando tu vecino gay ya te avisó de que el otro día la había visto salir a la calle con tu ropa.
15. Fue una tortura cuando te empezó a llamar por teléfono cada vez que sospechaba que estabas en plena faena con tu ex.
16. Fue una tortura cuando te empezó a pedir explicaciones por tus entradas y salidas, y cada paso que dabas.
17. Fue una tortura enterarte de que lo que hacía en casa cuando tú no estabas era masturbarse pensando en ti.
18. Fue una tortura cuando te intentó hacer sentir culpable por ser más guapa e interesante que ella.
19. Fue una tortura cuando te intentó hacer sentir culpable por ser una mujer emprendedora y ella una vendedora de libros Rizzoli.
20. Fue una tortura cuando le dio la vuelta a la tortilla y te intentó hacer sentir culpable por dejarla sola cuando volviste con tu ex.
21. Fue una tortura cuando, en lugar de alegrarse por tu estabilidad emocional, lo convirtió en un problema suyo por tener que buscar nuevo piso.
22. Realmente fue una tortura cuando te echó en cara que ya se había comprado nuevos muebles para instalarse en tu casa.

single white5

Consejo: haz frente a los problemas antes de que sea demasiado tarde.

FASE 3: 'Rabiosa'

23. Rabiosa cuando empezó a interrumpir los coitos nocturnos con tu novio entrando en la habitación y preguntando “hola, ¿qué tal?”.
24. Rabiosa cuando te levantaste de madrugada a beber un vaso de leche y observaste tan entrañable escena en la que, con la puerta de su habitación entreabierta, susurraba tu nombre mientras se tocaba.
25. Rabiosa cuando tira por la ventana al perro que te regaló hace un mes porque no quedaste a cenar con ella.
26. Rabiosa cuando consigue hacer que tu novio parezca el culpable de la caída por no ser un buen carpintero y dejar la ventana mal atornillada.
27. Rabiosa cuando te da un par de valiums para poder intentar acostarse con tu novio mientras permaneces en coma.
28. Rabiosa cuando, de la noche a la mañana, su armario se convierte en un hermano gemelo malvado del tuyo.
29. Rabiosa cuando aprovecha tu ansiedad por el acoso laboral que acabas de sufrir y te da otros dos valiums para poder seguir urdiendo un plan de ataque mientras duermes.
30. Rabiosa cuando aparece por casa con el mismo tinte y corte de pelo que tú.
31. Rabiosa cuando la encuentras borracha, en un local con espectáculo de sexo en vivo, haciéndose pasar por ti.

single white4

Si has llegado hasta aquí es probable que reconozcas esta imagen, aunque sea de forma metafórica. Ciega, sordomuda, pero de los errores se aprende.

FASE 4: 'Ciega, sordomuda' (Se me acaba el argumento y la metodología)

32. Se le acaba el argumento cuando intenta asesinar a tu vecino gay, el mismo que trata de ayudarte para deshacerte de ella.
33. Se le acaba el argumento cuando descubres que se ha saltado el tratamiento recetado por su psiquiatra.
34. Se le acaba el argumento cuando se mete a oscuras en la cama de tu novio haciéndose pasar por ti y no deja que encienda la luz hasta que termina de practicar el inocente acto de la felación.
35. Se le acaba el argumento cuando le clava un tacón en el ojo a tu novio porque este quería contarte todo lo ocurrido en el punto 34.
36. Se le acaba el argumento cuando organiza todo para que tú parezcas la asesina.
37. Se le acaba el argumento cuando te amordaza y te ata a una silla para que no te vayas de su lado nunca más.
38. Se le acaba el argumento cuando trata de obligarte a que te atiborres de pastillas y firmes una carta falsa de suicidio.
39. Se le acaba el argumento cuando termina optando por asesinarte ella misma, pero no lo consigue.

Enhorabuena, si has llegado hasta aquí es que has sobrevivido a ‘Mujer blanca soltera busca’. O no. Puedes volver ya a la casilla de salida y empezar otra vez. En caso contrario, esperamos que te haya servido de ayuda.

Etiquetas: Cultura
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook
Ver más articulos