Harper's Bazaar
Buscador

Ligar 'offline' en tiempos de Tinder

Las aplicaciones de ligues se nos han ido de las manos, pero todavía hay esperanza en el mundo real.

Silvia Lorente
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Ligar 'offline' en tiempos de Tinder

Sandy y Danny no tenían Tinder el verano en que se conocieron. © Getty Images

Reconozcamos una cosa: la tecnología nos está convirtiendo en una especie que vive muy cómoda. Si así lo deseamos, ya no es necesario que nos movamos del sofá –o la cama– para hacer la compra, saciar el capricho de tener zapatos nuevos (o cualquier prenda o complemento), reservar un viaje, una cita en la peluquería o hasta ligar. Internet y las aplicaciones móviles han supuesto, en menos de una década, un cambio de comportamiento social digno de ser analizado y desgranado por las generaciones venideras. Somos como una película de ficción que hubiéramos visto en los 90 y que nos hubiera impresionado y hecho reír: ¿cómo es posible que con un solo clic sepamos que gustamos a alguien y podemos intercambiar unas líneas pensando así que nos conoceremos mejor? La pantalla que tenemos de por medio durante ese proceso nos dota de una seguridad y un tiempo de reacción para contestar algo ingenioso que, de otra manera, no hubiera sido posible.

El ejemplo más surrealista es el de los dos chicos que han estado 3 años intercambiando frases esporádicas a través de Tinder y por las que la propia aplicación ha decidido invitarles a conocerse. Josh publicó su conversación con Michelle en Twitter, la cual mantenía desde 2014, y que consistía en enviarse frases graciosas y ocurrentes cada varios meses. (Ojo con las fechas).

 

"¡Ey, Michelle!" 

"Lo siento, mi teléfono murió".

"Vaya, lo has encontrado muy rápido. Yo tardo unos cinco meses en encontrar el cargador". 

"Sí, quería asegurarme de que estaba cargado de 0 a 100, muy despacio".

"Ey, lo siento, estaba en la ducha".

"Acabo de ver este mensaje, perdona, estaba en clase". 

"Perdona, Michelle. He dado una primera impresión horrible, pero me pillaste con los finales". 

"Perdona que te contacte ahora, pero he tenido una semana muy ocupada". 

"Michelle, no quiero que pineses que soy maleducado, los exámenes están a la vuelta de la esquina y me resulta muy difícil llevar todo al día". 

"¡Ey, Josh! ¡Quería contestarte enseguida! Pero he estado liada con el Día del Presidente, ¡ya sabes! 

El tiempo de reacción de Josh y Michelle es exagerado, pero es una opción que antes no teníamos (así como el hecho de que el tweet de Josh se viralizara y que la propia app les haya invitado a Hawaii para conocerse. Sí, en Hawaii. Tinder les pidió que decidieran dónde establecer su primera cita, pero que no tardaran otros dos años).

Debido a la capacidad que nos dan este tipo de aplicaciones para pensar respuestas originales (y otras opciones, como poner las fotos que queramos en nuestra descripción o hasta una canción –Tinder se ha aliado con Spotify para que los usuarios puedan incluir una en su perfil)– nos convertimos en personas ocurrentes y originales, pero también, probablemente, en personas más inseguras en el entorno offline, es decir, en la vida real.

La comodidad que nos aportan las teclas de nuestra pantalla táctil se traduce en cierta inseguridad a la hora de comunicarnos en ese ámbito y, si seguimos el patrón de la ficción más surrealista, puede que terminemos todos como en la película de Her, concibiendo la idea de poder ser pareja de un ordenador y enamorándonos de uno. 

her

Si estás receptiva y te apetece conocer a alguien nuevo, sobre todo si es después de una ruptura, te proponemos 10 frases para ligar en el mundo 1.0 (que vendrá siendo un pub, discoteca o derivados) para que no te acomodes demasiado con tus aplicaciones para ligar, (que también son una opción vital, ojo, así que elige tú, faltaría más).

1. "¿Te conozco de Smule?"

Smule es una aplicación de música, un éxito entre la generación Z (todos aquellos que nacieron a partir del año 2000). Según la respuesta que recibas, podéis analizar la propia Smule, la Generación Z o Internet en general.

2. "Lo que llevas puesto es tendencia"

Acapararás su atención.

3. "Bonita foto de perfil"

Cuando te diga: "¿qué foto?", la respuesta sería: "es lo que te hubiera dicho si esto fuera Tinder". #jaja

4. "¿Qué opinas de los stories de Whatsapp?"

Solo han tenido éxito entre las madres que no tienen Instagram (que son la mayoría), así que es una buena excusa para brindar por ellas, por su pseudoinstagram focalizado en Whatsapp, claro que sí.

5. "¿Qué opinas de la colaboración de Justin Bieber con Luis Fonsi en Despacito?"

El debate queda abierto.

6. "Era más divertido conocer a gente cuando no existían las redes sociales porque te inventabas cosas y no podías ser investigado"

Tu receptor o receptora probablemente reirá y te dirá: "¿qué?". Contesta que quizás seas astronauta.

7. En una escala del 1 a Lindsay Lohan en 2010, ¿qué tal va la noche?

Si no entiende la pregunta, ¡siguiente!

8. "¿Qué serie española crees que debería volver?"

Si responde Los Serrano o Médico de familia, cásate con él o con ella.

9. ¿Estás a favor de que la RAE aprobara la palabra "cocreta"? 

(También están aprobadas "almóndiga" y "albericoque"). Lidera tú esta conversación, que puede convertirse en mesa redonda.

10. ¿De qué hablas cuando te quedas en blanco en el ascensor con tu vecino?

Si responde: "del tiempo", no es de fiar.

*Cabe destacar que todas estas frases son conectoras de conversaciones banales. El ser humano es social por naturaleza, pero cada vez nos cuesta más relacionarnos en persona con gente de fuera de nuestro círculo. Úsalas si te apetece, aunque sea solo por probar cómo responde el receptor a este tipo de cuestiones random. Recuerda que las aplicaciones de ligar forman parte de nuestro presente y que son superdivertidas, pero mantengamos la esencia de la comunicación interpersonal, siempre con respeto, ¡y sobre todo ahora que es verano!

APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook
Ver más articulos