Harper's Bazaar
Buscador

¿Qué son las esencias?

Recién llegadas de los países asiáticos, toma nota porque prometen revolucionar tu ritual de belleza.

Vicky Vera
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Es la pescadilla que se muerde a cola. Las mujeres coreanas y japonesas tienen fama de reinas de la belleza en gran parte por el tiempo y esmero que dedican a cuidarse la piel, llevando a cabo unas rutinas tan estudiadas y cronometradas, que incluso se elevan al nivel de ritual. Pero es que, por otro lado, el mercado cosmético asiático es uno de los más innovadores a la hora de introducir avances que satisfagan los deseos de sus consumidoras en lo que se refiere a cuidado facial. Por ello, desde hace un tiempo, se ha impuesto el uso de un nuevo producto que también promete calar en la mentalidad de las mujeres occidentales: las esencias.

A medio camino entre un tónico y un sérum pero completamente diferentes de ambos, las esencias se aplican después del tónico y cuentan con una base líquida en la que se reúnen potentes activos, a veces en mayor concentración que en las cremas, que actúan directamente sobre la piel, antes que ningún otro producto. La mayor ventaja de las esencias reside precisamente en su formato acuoso.  Al encontrarse suspendidos en un líquido, los activos penetran en la piel a una mayor profundidad que si se encontrasen en fórmulas más pesadas, lo que se traduce también una rápida absorción que permite seguir aplicando otras capas de producto (sérums, cremas, aceites) sin miedo a que los componentes de unos y otros se “molesten” en sus funciones. Y como tampoco cuentan con los elementos que le dan consistencia y untosisdad a las cremas, las esencias suelen ser mejor toleradas por la piel.

Pero si estabas esperando que las esencias fuesen las sustitutas naturales del los tónicos y los sérums, sentimos tener que decepcionarte. Los tónicos tienden a actuar como equilibradores de la piel después de la limpieza, que ayudan a eliminar los posibles restos de gel o jabón y realizan un ligero peeling, esto último dependiendo de su formulación. Las esencias, aunque también son líquidas, presentan una concentración de activos para hidratar y tratar problemas de la piel que los tónicos no poseen, pero esto tampoco las convierte en un sérum. Mientras que los sérums tienden a tratar problemas más específicos (líneas de expresión, manchas, anti-fatiga), las esencias vienen a ser un chupito previo de hidratación para la piel con un plus: antiedad, luminosidad, etc.

Y es que al final, nuestro rostro no puede sobrevivir solo a base de agua. Una vez que la piel se encuentra hidratada hay que sellar ese agua y las esencias no tienen esa capacidad. Los ingredientes que se encargan de ello, como el colágeno, han demostrado ser más eficaces en otro tipo de fórmulas más pesadas. Por esto, es básico utilizar un serúm específico o una hidratante después de las esencias.

Cómo se utiliza una esencia
Lo primero es limpiar bien el rostro y aplicar tu tónico preferido. Después, vierte la esencia sobre la palma de las manos y presiona directamente sobre el rostro repetidas veces, dando toques sobre la piel para estimular la circulación y la absorción del producto. Para terminar aplica tu sérum de tratamiento específico, espera un par de minutos y aplica después tu hidratante o SPF.

Facial Treatment Essence SK-II
Eudermine Revitalizing Essence, de Shiseido
Life Plankton Essence Biotherm
YSL Forever Youth
brightening essence Intense de La Mer.
Orchidée Impériale La Loción de Guerlain

Ver más imágenes

Categoría: Escuela de belleza
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook bt-ELauder-0517
Ver más articulos