Harper's Bazaar
Buscador

¿Cómo llevar maquillaje y protección solar?

El layering (con cabeza) es la solución.

Vicky Vera
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

¿Cómo llevar maquillaje y protección solar?

Si lo has escuchado una vez, en realidad lo has escuchado un millón de veces: la protección solar es fundamental. Incluso en invierno, llevar protección solar es la mejor herramienta para prevenir en envejecimiento prematuro, la aparición de manchas y, lo más importante, el cáncer de piel. Por suerte, en nuestro país existe una buena conciencia en lo que a protegerse del sol se refiere (tanto que los daneses nos piden ayuda para bajar su elevado índice de mortalidad debido al cáncer de piel), pero cuando se trata de mezclar protección solar y el maquillaje, perdemos nuestra referencia todo se vuelve más confuso. Después de todo, si nuestro maquillaje ya tiene protección solar, ¿realmente necesitamos utilizar protección solar a parte? Pues resumiéndolo en una palabra: sí.

Pero no hace falta ser experta en puzzles ni nada por el estilo para hacer esta superposición de productos de forma correcta. El layering, o lo que es lo mismo la superposición de productos cosméticos, que tan de moda está últimamente, es la solución a nuestro problema y estar seguras de que nuestra piel está protegida correctamente. Un producto con SPF, ya puede ser maquillaje o primer, que mientras que no sea un protector solar como dios manda, no va a proteger tu piel como necesitas. El maquillaje siempre debe ser el último que se aplique, básicamente porque si aplicas una crema encima vas a estropearlo. Pero más allá de esto,  el proceso del layering tiene su misterio, sobre todo cuando te estás exponiendo directamente al sol y toca reponer la protección. Por eso hemos recopilado una serie de reglas que merece la pena recordar para que puedas ir cogiendo colorcito de forma segura, incluso con maquillaje.

GIF BEYONCE

1. No te vuelvas loca con el layering

La primera regla es que estés cómoda. Así que si te parece una locura usar crema hidratante con SPF y protector solar después, no te desesperes: es una locura, o mejor dicho, es innecesario. Si consigues la protección debida con un único producto, adelante. Úsalo y no pongas nada más encima. Ni debajo, puesto que si te decantas por usar solo protección solar de SPF más alto, éstas suelen estar formuladas con agentes hidratantes. 

2. Utiliza siempre protector solar debajo del maquillaje

El hecho de que utilices un maquillaje con SPF 30, no significa que pueda sustituir la protección solar real que aporta un fotoprotector. Igual que está demostrado que no nos aplicamos la cantidad suficiente de protector que nos garantiza que el factor 30 están funcionando (recuerda que en verano deberíamos gastar un boto de protector cada 15 días si utilizásemos la cantidad adecuada), tampoco aplicas una capa de maquillaje lo suficientemente gruesa para obtener la protección SPF que promete. Además, la mayoría del maquillaje con protección solar suele incluir filtros químicos que pueden degradarse con la exposición al sol. 

3. Los antioxidantes, debajo del protector solar.

Aunque hayamos mencionado que puede que no necesites una hidratante junto con tu protector, esto no significa que nuestra rutina de cuidado anti edad esté completa. Algo tan importante como la capa humectante que queda sobre la piel, es la capa antioxidante que debe haber debajo. Apuesta por un sérum con vitamina C como complemento a tu protector solar. 

4. Elige un fotoprotector que puedas utilizar con maquillaje

Obviamente, si extiendes un protector solar de acabado graso sobre tu cara perfectamente maquillada, el resultado va a ser un desastre. Pero entonces, ¿cómo volver a reponer la protección después de dos horas si vas maquillada? Pues apostando por fórmulas es spray específicas para el rostro o utilizar protectores solares en polvo. Se trata de elegir el protector solar más adecuado a tu estilo de vida. 

Categoría: Escuela de belleza
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook bt-ELauder-0517
Ver más articulos