Harper's Bazaar
Buscador

Beber o no beber: esa es la cuestión

¿Qué es mejor para nuestra piel y nuestra salud: un consumo mínimo de alcohol o apostar por ser abstemia?

Vicky Vera
Imprimir
Twitter
Facebook
GooglePlus
Pinterest

Beber o no beber: esa es la cuestión

De todos es conocido que beber dos copas de vino al día, no solo es bueno para el corazón sino también para la piel (cosas del resveratrol y los polifenoles) y que nos ayuda a perder peso, y recientemente, hemos descubierto que el champán está lleno de antioxidantes beneficiosos para la piel y que previene la demencia senil. Todo perfecto, pero si ibas corriendo a por una copa de vino o champán para celebrarlo, acuérdate también de todos los estudios que plantean que el consumo de alcohol influye directamente sobre el proceso de envejecimiento, acelerándolo. Entonces ¿qué? ¿Es mejor beber, aunque sea en cantidades pequeñas? ¿O nuestra piel nos agradecería ser abstemios?

“El consumo excesivo de alcohol genera una deshidratación y todos sabemos que una piel seca es más propensa a tener arrugas”, nos explica la doctora Mar Mira, de la clínica Mira + Cueto. “Por otro lado genera inflamación, el alcohol es pro inflamatorio. Sobre todo si lo acompañamos de bebidas ricas en azúcar, retienen líquidos y nos sentimos hinchados”. Por si eso no fuese suficiente, el consumo de alcohol “empeora procesos como la rosácea y la psoriasis, generando una vasodilatación, exacerbando el enrojecimiento de la piel, la sensación de calor, e incluso pueden romperse capilares dando lugar a telangiectasias, que son como pequeños vasitos o arañas vasculares”, nos explica la doctora. Consumir alcohol, da lugar a “una acumulación de toxinas, lo cual obliga al hígado a un sobreesfuerzo para intentar eliminarlas. Si no puede, se acumularán y también empeorará procesos como el acné. Se da también una disminución de la vitamina A y se afecta la producción de colágeno. En consecuencia, la piel aparece más apagada, menos luminosa, menos elástica y con más tendencia a arrugas y granos”.

cersei

Pero, entonces ¿existe alguna bebida alcohólica que pueda ser beneficiosa para a piel tal y como se comenta del vino o el champán? Pues la doctora Mira lo tiene claro: rotundamente no. “La cantidad de resveratrol que habría que ingerir para que este tuviese algún efecto sobre la piel equivaldría a 1500 litros de vino tinto al día… No parece razonable usarlo para mejorar la piel, ¿no creéis?”. Pero no solo se trata de si es bueno para la piel o no; en lo que se refiere a los beneficios para nuestra salud general, el tema también es controvertido. “No todas las bebidas alcohólicas son igual de perjudiciales, depende de la cantidad y del tipo de bebida. Las más nocivas para la salud son las destiladas como el ron, el vodka, o la ginebra. Algo más saludables son la cerveza y el vino, o el cava, siempre que se consuman con moderación”.

Visto lo visto, no existen las excusas y no puede darse un consumo de alcohol equilibrado en el que se eviten los inconvenientes de su ingesta y disfrutemos de los supuestos beneficios sobre nuestra piel. Así que solo nos queda una cuestión: ¿beber o no beber? ¿Sería más beneficioso un consumo responsable o el dejar de beber alcohol? “En mi opinión”, nos cuenta la doctora Mira, “es más beneficioso dejar de beber alcohol que tener un consumo responsable, pues las propiedades antioxidantes del alcohol las podemos suplir con la ingesta de otros alimentos más saludables desde punto de vista para la salud sin correr el riesgo que se deriva de un exceso en su consumo”.

Categoría: Escuela de belleza
APP Bazaar Boton Siguenos en Facebook

+ Piel

Ver más articulos